Consejos para disfrutar de unas buenas vacaciones sin gastar una fortuna

Se acerca la llegada de Navidad y Nochevieja, incluso la temporada de vacaciones 2011 y sin duda, todas las personas se encuentran organizando sus viajes, buscando información acerca de hoteles, restaurantes y transporte, e intentando encontrar un destino interesante y accesible para disfrutar.

Las personas solteras o en pareja, bien pueden incursionar en el turismo "mochilero", es decir, viajar hasta el destino en el auto de algún amigo o conocido, buscar algún transporte alternativo económico como el tren, llevar algunas provisiones a cuestas, hospedarse en algún hostel o camping, etc.

Sin embargo, el plan familiar de vacaciones cambia ligeramente, dado que con niños las cosas son diferentes. Se vuelve necesario viajar en un transporte cómodo, tener a mano los alimentos que regularmente consumen los niños y hospedarse en un sitio confortable y apto para su seguridad.

Luego de la crisis financiera, son varios los que no pueden gastar una fortuna en un viaje, sin embargo, necesitan un merecido descanso. Para que todos puedan disfrutar de un nuevo paisaje ya sea en Navidad, en Año Nuevo o en la temporada 2011, aquí van algunos consejos útiles para viajar y no morir en el intento:

Ser flexible con los pasajes

Los que viajan en transporte terrestre deben tener en cuenta que siempre conviene reservar los pasajes con tiempo dado que habrá más asientos para elegir y los precios aún no habrán aumentado como lo hacen en época de festividades.

Para los que viajan en avión el cuento es diferente, dado que resulta tanto más conveniente sacar un boleto cerca del día de Navidad o de Nochevieja, cuando suelen quedar algunos asientos libres y son mucho más económicos. Eso sí, a bajar las pretensiones respecto de los horarios, dado que pueden no ser ideales, pero sin duda, serán asequibles.

Viajar en auto

Aquellas personas que tienen su propio coche deben aprovechar esta oportunidad y viajar en él, dado que esto permitirá una notable reducción de costos. Sólo será necesario calcular el gasto de gasolina desde el punto de partida hasta el destino, incluyendo los peajes. Actualmente existen sitios webs que ofrecen el cálculo de este gasto, lo cual resulta sumamente útil.

Vacaciones compartidas

Si se cuenta con un grupo de amigos, o una familia conocida, es decir, personas con las que se pueden compartir unas hermosas vacaciones, vale la pena organizar un plan conjunto dado que en lugar de gastar en un hostel y estar con personas desconocidas ( a menos que ese sea justamente el objetivo), bien se puede alquilar una casa o cabaña y repartir los gastos de alquiler, alimentos, transporte, etc.

Ofertas de paquetes turísticos

No cabe duda de que hay muchas ofertas de paquetes turísticos que no resultan interesantes, sin embargo, investigando con tiempo se pueden encontrar opciones que valen la pena y que aunan en un mismo gasto: el hotel, la comida y el transporte, tres elementos que por separado seguramente resultarán más caros.

Casas antes que hoteles

Los hoteles ofrecen la maravillosa opción de no hacer nada durante las vacaciones, allí no habrá que cocinar ni que arreglar el cuarto, sin embargo, pagar un hotel para cinco personas no es lo mismo que alquilar una casa por una temporada de diez o quince días. Siempre resulta más económico alquilar una casa dado que se paga por temporada y allí se puede cocinar, evitando el gasto de comer en restaurantes todos los días.

Puntaje: 
Sin votos aún