Turismo en Salou

Conocida entre los millares de turistas que la visitan anualmente como la playa de Europa, Salou multiplica su población cada verano por su benigno clima y la amplia oferta de ocio que dispensa al visitante. Su principal atractivo es el fastuoso parque de atracciones Universal’s Port Aventura, donde se combinan el espectáculo y la diversión familiar para todas las edades. El privilegiado enclave que abarca la parte sur de la Costa Dorada tiene en esta localidad catalana su reclamo más sobresaliente frente al Mar Mediterráneo, la capital de un amplio litoral idóneo donde disfrutar de unos días de descanso de calidad o unas merecidas vacaciones de verano. Dista apenas 100 kilómetros de Barcelona.

Fundada por los griegos el siglo VI antes de Cristo, Salou se constituyó como un puerto comercial de primer orden durante la Edad Media. A lo largo del siglo XX, la ciudad tarraconense se benefició de sus cálidas temperaturas y playas de postal para transformarse en un importante centro turístico no sólo de España, sino de todo el Viejo Continente, condición que mantiene en la actualidad.

En el corazón de Salou resulta interesante visitar el santuario de la Pineda o la Torre Vella y recorrer, cómo no, su bello paseo marítimo, vestigio de un pasado de navegantes con espíritu de aventura. Cada uno de los monumentos más emblemáticos de la urbe dispone de un monolito informativo con la explicación de sus rasgos característicos en ocho idiomas diferentes y acompañado de un plano de situación para hacer más llevadera la continuación del itinerario del viajero.

Pero sin duda, el visitante que se acerca a este lugar del Mediterráneo lo hace atraído por el encanto de sus cuatro principales litorales y distintas calas que bordean toda su costa. La playa de Levante, de más de un kilómetro de extensión y arena fina, dispone asimismo de un extenso paseo marítimo ajardinado para estirar las piernas o circular en bicicleta. Tampoco desmerecen otras como la de Poniente, Larga y la de los Capellanes, así como las menudas y recónditas bahías de Morisca, Vinya, Font, Lenguadetes, Tallada y Crancs, apartadas del mundanal casco urbano.

Pero qué mejor manera de hacer turismo en Salou que desplazarse unos pocos kilómetros para conocer a su vecino más divertido. Los amplios toboganes y empinadas curvas del Dragón Kan se alzan en la inmensidad del paisaje para anticipar el órdago de fuertes emociones que esperan a su visitante.

El mundo se ve desde otra perspectiva en este gran parque de atracciones: Cabeza para abajo, de lado, empapado de agua, escapando de las llamas, descubriendo paraísos tropicales o salvando delfines desde un submarino. El ocio cobra forma como reflejo fiel de las culturas más conocidas del planeta en cinco áreas temáticas: el Mediterráneo, Lejano Oeste, México, China y la Polinesia. En cada una de ellas brotan atracciones de todo los tipos y formas; todo un mundo de vértigo por descubrir que no deja indiferente a quien osa enfrentarse a ellas.

Como destino turístico de referencia internacional, Salou cuenta con una vasta oferta de alojamiento que incluye hoteles de todas las categorías, hoteles-apartamento, pensiones o campings, un amplio ramillete donde poder elegir según la disponibilidad económica y el tiempo de estancia.

Si se aproxima el verano es recomendable efectuar con antelación una reserva de hotel, y más si se visita en familia. Sistemas de calidad como EMAS, ISO 14.001:4, ISO 9000, Q y los Distintivos del Sistema Integral de Calidad en los Destinos Turísticos certifican el reconocimiento de los servicios públicos y establecimientos turísticos que se ubican en la capital de la Costa Dorada.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)