Acapulco

Acapulco es una de las ciudades balneario más maravillosas de todo el mundo ya que la misma ofrece a los turistas que visitan Mexico, una interesante combinación de un clima muy agradable, paradisiacas playas, una vida nocturna muy alocada, la posibilidad de practicar una gran cantidad de deportes, y muchas otras cosas más, todo, en un mismo lugar.

Otro atractivo característico de Acapulco son las obras de teatro y demás atracciones, para lo que se invierten importantes sumas año tras año, para lograr tener los mejores espectáculos, para que todos los visitantes encuentren la mayor satisfacción durante sus viajes por Acapulco.

Como sucede con todo destino de excelencia, Acapulco posee una gran serie de factores que, en conjunto, hacen a la experiencia final del viaje, por lo que conociendo un poco de los mismos y acatando algunos consejos, las posibilidades de que el viaje sea más emocionante aumenta en forma considerable.

Para llegar a Acapulco

Acapulco es una ciudad que posee una infraestructura impresionante, por lo que llegar a la misma es bastante sencillo. Existen una gran cantidad de medios de transporte que nos llevarán al lugar.

Acapulco cuenta con un aeropuerto internacional, así que se puede llegar en avión desde prácticamente cualquier parte del mundo, pero también se puede llegar a la misma en autobús, automóvil o barco.

Transportarse dentro de Acapulco

Dentro de Acapulco encontrará una gran cantidad de medios de transporte. Los más convenientes son los transportes púbicos, como taxis y autobuses. Si bien los autobuses son el medio de transporte más económico de la ciudad, es muy fácil perderse con los mismos. Lo recomendable es viajar en taxi, aunque cabe destacar que los mismos no poseen taxímetro. El consejo con respecto a este tema es negociar el viaje con el chofer antes de realizarlo.

Alojamiento

El alojamiento en Acapulco es muy completo, ya que la misma cuenta con una gran cantidad y variedad de hoteles, albergues, hosterías, etc., por lo que las posibilidades se ajustan al bolsillo de cada persona.

La mejor opción de alojamiento a la que se puede acceder en Acapulco, si es que se cuentan con las posibilidades, son los hoteles balnearios, como el Hotel Las Brisas Acapulco, o el Hotel Camino real Acapulco Diamante, ya que los mismos ofrecen muchas posibilidades interesantes en la materia de diversión y entretenimiento.

Gastronomía

En relación a la gastronomía, Acapulco también es una ciudad que tiene mucho para ofrecer, ya que en la misma podrá encontrar desde pequeños puestos de comida rápida, pasando por puestos de comidas elaboradas para llevar, hasta restaurantes de lujo.

Diversión nocturna

En la materia de diversión durante la noche, Acapulco es uno de los mejores destinos del mundo, ya que la ciudad se encuentra repleta de bares y clubes nocturnos. A la vida nocturna de Acapulco se la describe como muy alocada.

Un consejo práctico es que a la hora de asistir a algún club nocturno o bar de gran concurrencia, se haga bastante temprano, para de ese modo poder evitar las largas y molestas filas que se arman en la puerta.

El idioma

Para las personas que no hablan español, no habrá problema alguno dentro de Acapulco, ya que la mayoría de las personas que trabajan y viven en la misma hablan inglés, pero si se quiere visitar alguno de los lugares interesantes que se encuentran en las afueras de la ciudad, sería conveniente aprender aunque sea algunas palabras en español.

Las Playas

Todas las playas de Acapulco son realmente maravillosas, ya que estas suelen encontrarse muy bien preservadas, aunque una buena opción es dirigirse a las playas más alejadas del centro de la ciudad, ya que las mismas no solo son hermosas, sino que suelen ser de baja concurrencia. Debido a lo comentado, las playas alejadas se vuelven ideales para pasar un día bastante tranquilo y relajante.

El Clima

El clima de Acapulco corresponde al tropical y se caracteriza por poseer temperaturas bastante altas durante todo el año, además de que el porcentaje de humedad en el aire suele ser muy elevado. Es muy recomendable llevar en el equipaje ropa ligera, como bermudas y camisas de tela fina, y, por supuesto, nunca olvidar el traje de baño.

Agregar comentario