El Acuario de Sídney

Sídney es una ciudad que vive y convive con el mar; ello le ha permitido contar con uno de los acuarios más grandes de Australia y más importantes del mundo. Al aprovechar su litoral se ha logrado que las zonas más bonitas de la ciudad estén allí, convirtiéndola en uno de los principales destinos turísticos: “La Joya Austral del Pacífico”.

El Acuario de Sídney (Sydney Aquarium) cuenta con más de once mil especies de animales marinos. Ubicado en la zona portuaria de Darling Harbour (uno de los mejores destinos costeros del mundo), al lado del Museo Marítimo Nacional y el Jardín Chino de la Amistad, entre otros; se divide en cuatro zonas:

Océano abierto

En este lugar se pueden observar tiburones salvajes y tortugas, también se encuentran los Platypus, el animal marino típico de Australia. Es –como muchas zonas dentro del Acuario- un tanque con pasadizos subterráneos.

La gran barrera de coral

Es realmente impresionante poder caminar por túneles transparentes desde donde se puede ver una gran variedad de animales: Tiburones blancos y manta rayas (su tamaño es de lo más impactante), especialmente, se puede ver la fauna de Queensland y el coral australiano con sus espléndidos colores, junto a una gran variedad de peces y moluscos.

Murray darling river system

El sistema de ríos más grande de Australia y uno de los más largos de todo el mundo, también cuenta con su espacio en el Acuario de Sídney. Se pueden observar los miles e interesantes peces de los ríos y lagos de Australia.

El santuario de las focas

La diferencia con las otras zonas es que queda al aire libre. Es el lugar donde se cuidan las focas que han sufrido heridas y no pueden volver al mar, por lo tanto las focas no hacen exhibiciones, pero verlas con los cuidadores mientras son alimentadas es un placer de pocos.

Disfrutar en familia

En el Acuario de Sidney se puede disfrutar de shows con animales amaestrados, dentro de los cuales Las Orcas son las primeras en captar la atención de grandes y chicos. Destaca también, la posibilidad de ver cocodrilos de agua salada, medusas, los tiburones gigantes y -por supuesto- koalas; aunque, hay que decirlo, todo el acuario es “una pasada”.

Hay un bloque con exhibiciones temporales durante todo el año y para los más atrevidos existe la opción de bucear con los tiburones, junto a los cuidadores, claro. También es muy recomendado el barco con fondo de vidrio, Shark Feed: a las 11.00h –todos los días- el viaje en barco incluye la oportunidad de alimentar a los tiburones.

Cuenta con accesos para minusválidos y salas de lactancia, su horario es de 9.00 a 22.00 horas y su precio oscila en torno a los $20.4 (dólares), pero se puede “optar” a toda una serie de “planes” de descuento: grupos, combos…

Dentro de las instalaciones del Acuario es posible encontrar la cafetería frente al mar, tienda de regalos con recuerdos del Sydney Aquarium, el Coral Cove -justo en medio de la Gran Barrera de exposiciones- donde hay toda una variedad de productos y suvenires autóctonos de Australia: fósiles, obras de arte, artesanías indígenas…

El Acuario está ubicado en Darling Harbour donde ya sea de día o de noche, siempre hay vida. Seguro que allí se encuentra algo para el deleite: Atracciones, más de 100 restaurantes y cafés y un variado calendario de eventos gratuitos al aire libre durante todo el año.

Su ambiente divertido y sociable hace que sea un lugar perfecto para disfrutar desde una noche de diversión hasta un paseo con la familia. Todo ello muy cerca de la ciudad: a cinco minutos caminando, o en ferry, o en taxi acuático, o en monorail, o en Metro Light Rail, sin duda un excelente servicio de transporte y toda una experiencia para el turista.

Puntaje: 
Sin votos aún